Ampliando el DJI Phantom F330 – Placa interna P330CB-H3-2D

Hace ya casi un año, hicimos una review sobre el Phantom F330, un quadcopter o drone muy versátil y listo para volar sin complicaciones. Durante todo este tiempo hemos estado adquiriendo horas y horas de vuelo y es que aún “jugando” todos los días, seguimos aprendiendo y ganando experiencia. Como resumen general os diremos: Dos baterías mejor que una. Tres mejor que dos y cuatro mejor que todas las opciones anteriores. Cuando coges el tranquillo, 9 minutos de vuelo saben a poco y el tener más baterías sacia ese gusanillo por todo el día. Hay soluciones para conseguir mayor autonomía, pero esas os las contaremos mas adelante.

Ahora que ya tenemos algo más de experiencia ha llegado el momento de dar un salto importante y esta será la primera entrada de otras 3, en la que os detallaremos cómo hacer unas importantes mejoras y ampliaciones a este “tucutucu” que tantas horas de diversión nos está dando.

Ampliando el DJI Phantom F330 – Placa interna P330CB-H3-2D from Intrépi2.0 on Vimeo.

Nuestro Phantom F330, es de las primeras unidades que se comercializaron. Por tanto, se dice que es la versión 1.0 que incluía la controladora Naza, también V1.0 (la de color rojo). A fecha de hoy (febrero de 2014) se cuentan 3 revisiones adicionales del Phantom: La versión 1.1.1, la 1.2 y la 2.0. A excepción de esta última que cuenta con cambios más importantes como la Naza V.2 (la de color amarillo), PMU integrada y mejorada, batería de mayor capacidad, hélices de 9″ e incluso cámara incorporada, las variantes de la 1 ya pueden integrar la actualización que vamos a explicar en esta entrada. Así que prestad especial atención a vuestra versión si decidís hacer ampliaciones de algún tipo para tener en cuenta que debéis cambiar o no.

Hoy lo que haremos será cambiar la placa interna. Esta placa es la que distribuye la corriente a todos los ESC (Variadores de los motores), controladora Naza y demás componentes y a su vez donde se sitúa toda la electrónica del Phantom F330. Es un upgrade que añade interesante funciones como el PMU integrado (Power Manage Unit), el GCU (Gimbal Control Unit, estabilizador de imagen tipo Steadycam) y un puerto para la transmisión de imagen a través de wireless. Aclaramos, que no es un cambio obligatorio. En el mercado existen muchos gimballs (como el Tarot), OSDs y demás accesorios que no requieren de esta placa para nada. Pero si utilizamos productos de la marca DJI, sí es recomendable, porque de este modo el interior de nuestro Phantom queda mucho más recogido, puesto que no necesitaremos componentes adicionales obligatorios para su correcto funcionamiento y sobre todo porque reduciremos considerablemente el peso del conjunto.

¡¡Comencemos!! Esta es la placa que vamos a poner. La sustituiremos por la que lleva nuestro quadcopter.

Antes de nada, recomendamos conectar el Phantom al ordenador y tomar nota de los valores de configuración de la controladora con el Naza Assistant. Además, es importante contar con la versión de firmware 3.12 como mínimo, por lo que si la versión es inferior tenéis que actualizarlo para que funcione todo correctamente. La versión más reciente del firmware es la 4.02, que se instala automáticamente si tenemos la versión 2.20 del programa gestor.

Pues manos a la obra. Desarmamos el aparato. Para trabajar cómodamente hemos retirado el tren de aterrizaje. Quitamos los tornillos redondeados con un circulo rojo y con cuidado desconectamos brújula y antena de recepción.

Cuidado al levantar la parte superior del carenado. Hay que desconectar el cable de GPS y retirar el de la brújula por el orificio del carenado inferior. Marcarlos si queréis para después volver a conectarlos correctamente.

Estas son las tripas del Phantom. Muchos cables, unas cuantas placas… Sin miedo. Desenchufamos todo el cableado de la controladora Naza. Aquí si recomiendo marcar que es cada cosa, pues el orden de los motores es vital para el correcto funcionamiento (m1, m2, m3 y m4), así como el receptor (x1), el led (led) etc etc.

La tarea que viene ahora la podéis hacer en dos ordenes diferentes: Desoldar y desatornillar o desatornillar y desoldar. Nosotros optamos por desatornillar y desoldar. El por que es sencillo: Al desoldar, la placa se calienta considerablemente y la tornilleria está muy próxima a esos puntos de soldadura, por lo que todo el calor repercutiría en gran medida sobre los tornillos y a su vez sobre el plástico donde están atornillados, lo que podría provocar que se deformara o en el peor de los casos se derritiera todo el sistema de sujeción. Así que para evitar esto, desatornillamos los 4 tornillos y levantamos la placa. Desoldamos el cableado que va de los ESC (variadores de los motores) a la placa central.

Una vez desoldado el cableado, retiramos la placa y quitamos la controladora Naza. Esta fuertemente pegada, por lo que costará un poco. El truco es calentar la placa por debajo, con un secador o poniéndola bajo una luz alojena y después girar, sin tirar o levantar, en el sentido de las agujas del reloj. Si tiramos hacia arriba corremos el riesgo de partir algo.

Como podemos ver, la diferencia de peso entre ambas placas no es demasiada. Unos cuantos gramos más la nueva. Pero mucho menos que si tuviéramos que poner los adaptadores.

Con la nueva placa viene tornillería, cinta de doble cara, control led/usb, cableado variado y un adaptador para el tilt del gimbal Zenmuse para poner en la emisora. Bien, pues cogemos el control led/usb para sustituir el de nuestro Phantom. No se aprecian diferencias entre el nuevo y el viejo, pero por seguridad y puesto que ya viene, lo sustituimos y listo. Quitamos la espuma de protección con cuidado para después volver a ponerla y quitamos los dos tornillos. Estarán duros. Si dañamos alguno no pasa nada porque vienen otro par con el kit. Ojo con el cable USB que esta pegado al carenado. Cambiamos el led/usb y volvemos a poner la protección de espuma.

Ahora que el trasto esta medio vacío, aprovecharemos para hacerle una buena limpieza interna. Me ha sorprendido encontrar tierrilla y restos de pajillas y vegetación variada.

Bien, ya esta todo limpio y listo para comenzar a montar la nueva PMU. Pero antes preparemos los puntos de soldadura de la placa. Lo que haremos será estañar con un generoso “pegote” los puntos donde deberá ir soldado el cableado de los ESC. De este modo será luego más sencillo y quedará mejor fijado.

Como antes, tenemos dos opciones, atornillar y soldar o soldar y atornillar. Por el mismo motivo que comentábamos antes, primero soldaremos y después atornillaremos. Al lío.

Como podéis ver, he utilizado una revista doblada varias veces para poner por debajo de la placa y que sirva como punto de apoyo y aislante hacia el resto de los plásticos del carenado.

Una vez soldados los ocho cables, recordad respetar la polaridad, procederemos a atornillar la placa en su hueco correspondiente. Seguidamente presentamos sobre ella, la controladora Naza. Para fijarla utilizaremos la cinta de doble cara que incluye el kit. Es importantísimo respetar la posición,  ver foto, pues en caso contrario, los sensores internos responderán al revés y el cableado no llegará.

Pegada la controladora en su lugar correspondiente, continuamos enchufando el resto de los cables. Importante hacerlo en el lugar correspondiente. Motores (m1, m2, m3 y m4), alimentación (x3), receptor (x1) etc etc. Ahora además deberemos enchufar un cable nuevo de 8 pines, que es el que controlará el futuro gimball Zenmuse H3-2D. Como ya lo tenemos y también viene con cableado, por curiosidad pesé ambos cables de 8 pines para poner el mas ligero. Con una diferencia de 1gr. el gris es más ligero, así que procedemos a poner este. Diréis que por un gramo no vamos a ninguna parte… puede ser, pero si sumamos gramo a gramo, podemos llegar a un peso que comprometa mucho el tiempo de diversión.

ACTUALIZACIÓN: Tras montar el Phantom e intentar conectar el Zenmuse, observamos que el cable gris no llega al conector correspondiente… Por tanto, no queda otra que utilizar el cable negro que se adjunta  con este gimbal, porque como era de esperar y en su momento no nos dimos cuenta, es más largo.

Bien, ya lo tenemos todo. Comprobamos que esté todo bien conectado, que los cables están bien colocados y procedemos con la cubierta superior. Recordar que ahora el GPS no se enchufa a la controladora Naza, si no que se conecta directamente a la nueva placa, clavija negra. No olvidéis pasar el cable de la brújula de por el agujero del carenado que va al patín.

Pasar el cable de 8 pines por el pequeño agujero del carenado ha sido costoso y laborioso. Así que armaros de paciencia y con sumo cuidado de no dañar el conector.

El resultado final ha de ser este. Sin piezas faltantes ni sobrantes.

Como podéis ver, si sois maños@s es una ampliación sencilla de realizar. Además que con la PMU nueva se adjunta tornilleria de repuesto por si a la hora de quitar algún tornillo nos cargamos la cabeza (muy posible porque están “pegados” con fija-tornillos).

Para la próxima entrada, os explicaremos la modificación correspondiente de la emisora para disponer de tilt en el gimbal, es decir, para poder jugar con la inclinación de la misma durante el vuelo.

¡¡Estad atentos!!

About these ads

2 pensamientos en “Ampliando el DJI Phantom F330 – Placa interna P330CB-H3-2D

  1. Pingback: Ampliando el DJI Phantom F330 – Tilt en la emisora | Intrepi 2.0

  2. Pingback: Modificando placa de control Phantom CanBus | Intrepi 2.0

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s