Review Pebble Time, un smartwatch diferente

En Intrépi2.0 siempre hemos sido bastante reacios a los smartwatch, en español relojes inteligentes, por no encontrarles demasiada utilidad, hasta que nos han prestado uno un tanto especial.

Hoy os vamos a hablar del Pebble Time, el último modelo lanzado por esta empresa cuyos orígenes datan de un famosísimo Kickstarter en el que batieron récord una vez más, tanto de apoyo y como de financiación. Antes de continuar te advertimos de que si sigues leyendo, es posible que se te cree la necesidad de tener uno.

A día de hoy el mercado de los relojes inteligentes ya ha aumentado y cada vez son más los modelos donde podemos elegir, aunque su finalidad es poco más o menos la misma: mostrar notificaciones del smartphone, manejar algunas pequeñas aplicaciones o llevar un registro de la actividad física, entre otras cosas. Además, todos ellos comparten un mismo talón de Aquiles: la batería y su duración.

Sí queridos intrépidos, como cualquier otro dispositivo móvil, los smartwatch también utilizan batería y hay que decir que su duración es bastante limitada y en muchos casos le cuesta llegar a final del día y es inevitable tener que cargarlo cada noche. Sin embargo, el Pebble Time carece de este inconveniente, pero mejor vamos a empezar por el principio desglosando sus características por apartados:

ASPECTOS GENERALES

Pebble Time tiene un tamaño reducido en comparación con otros: 40,5 x 37,5 x 9,5 mm.; además es el más ligero: 42,5 gramos. Un punto fuerte es que utiliza correas de 22mm de extracción fácil y sin herramientas, por tanto podemos utilizar cualquiera que se adapte a esta anchura pues es una medida estándar en el mundo de la relojería.

 

Cuenta con un procesador Cortex M4 limitado a 100Mhz por Pebble OS para mejorar el consumo energético, micrófono integrado, cuya función principal es dictar respuestas y ¡¡ojo!!, es sumergible hasta 30m. Eso sí, es importante destacar que mientras está sumergido no se debe operar con los botones.

La caja del smartwatch es completamente de plástico a excepción de la parte superior, que cuenta con un bisel rodeando la pantalla de aluminio.

PANTALLA

Pebble Time tiene una pantalla 2.5D (cantos redondeados) no táctil, con protección Gorilla Glass y que da como resultado un tamaño de 1,25″ pulgadas. Es precisamente la pantalla uno de los elementos clave diferenciador del resto de smartwatch, pues no es LCD IPS ni amoled, si no e-paper de 64 colores con una resolución de 144 x 168 píxeles y una densidad de 182ppp.

Las ventajas que tiene esta pantalla respecto a otras para este tipo de wearables son las claves del éxito del mismo: visualización 100% correcta a luz directa de sol, mínimo consumo mientras está encendida porque no necesita retroiluminación, y por tanto siempre encendida.

En un reloj se nos hace raro mirar la hora y toparnos con que no hay información hasta que tocamos la pantalla, un botón o lo sacudimos. Con Pebble Time no ocurre esto porque la pantalla no se apaga nunca. Para verlo de noche, cuenta con un sensor de luz que al agitar ligeramente la muñeca y detectar un ambiente de poca luz enciende la retroiluminación durante el tiempo que hayamos configurado nosotros o mientras estemos manipulándolo. También cuenta con un botón dedicado para este fin.

BATERÍA

Este es sin duda un punto clave de este smartwatch. Se anuncia con una autonomía de 7 días, pero como ocurre siempre, en la realidad no se cumple, aunque hemos de decir que si se queda muy cerca. Con un uso tranquilo, unas 85 notificaciones de media al día, un watchface dinámico a cada minuto y actualización del tiempo cada 30 minutos llegamos a los 6 días completos más luego unas 10h adicionales en modo lowbatt, que significa que el Pebble Time se queda únicamente en modo reloj simple, marcando la hora y deshabilitando todas las funciones inteligentes. Vamos que aún seco de batería el trasto sigue marcando la hora.

 

Tiempo de poner a cargar el smartwatch. Con el paquete de venta se adjunta con un cable usb no estándar, es decir, que el conector de carga es propio de Pebble pero nos gusta mucho, pues cuenta con dos potentes imanes que se fijan a la parte trasera e impiden que se desconecte accidentalmente y sin duda, lo que más destaca de este cable aunque suene surrealista, es el tacto, flexibilidad y maleabilidad.

Acostumbrados a trabajar con cableado de todo tipo de aparatos y gadgets, este es simplemente un acierto. Al ser tan maleable y flexible podemos ponerlo en cualquier posición que se quedará como lo dejemos. No hace falta doblarlo o ponerle forma para que quede recto, su propio peso hace que quede estable y podamos poner el smartwatch en cualquier posición sin que se caiga porque el cable tienda a volver a su forma o se retuerza por su doblado original. En nuestro caso, con un cargador de salida máxima 4 Amperios, carga de 0% a 100%  en apenas 1h 25min.

SISTEMA OPERATIVO

El sistema operativo que gobierna al Pebble no es Android Wear, sino un sistema propio basado y adaptado a un simple y sencillo time-line llamado Pebble OS. Cuando el smartwatch se encuentra en la pantalla principal, si pulsamos el botón derecho superior accedemos a los eventos y/o notificaciones ya pasadas. Por el lado contrario, si pulsamos el botón inferior derecho accedemos a los eventos futuros que tengamos en el calendario, así como alarmas que programemos o avisos.

Con el único botón izquierdo iluminaremos la pantalla si el sensor de luz detecta que la luz de ambiente es baja y además retrocede en el menú o en las aplicaciones. En la última actualización de Pebble OS han añadido la función “no molestar” al mantener pulsado 2 segundos. El botón central derecho sirve para expandir e interactuar con las notificaciones o ver detalles de eventos y cuando nos encontramos en watchface nos da acceso a las aplicaciones que tengamos instaladas. Cabe destacar que además podemos configurar dos acciones adicionales al mantener pulsados los botones superior o inferior.

Puede que así leído pueda parecer algo complicado, pero hemos de decir que Pebble OS es un sistema operativo realmente sencillo.

APLICACIONES Y WATCHFACES

Cuando se configura por primera vez el Pebble Time tenemos que instalar su app en el smartphone, la cual nos permite gestionar al completo sus aplicaciones, watchfaces y actualizaciones de firmware. Antes de nada, hay que decir que el Pebble Time es uno de los primeros relojes inteligentes en ser compatible tanto con Android como con iOS. Además, esta aplicación hace las veces de tienda de aplicaciones, por lo que tenemos una aplicación completa y dedicada al reloj para ir descubriendo el contenido sin necesidad de recurrir a terceros.

Pebble Time cuenta con cientos de watchfaces y apps. Estas últimas en ocasiones requieren de tener otra de apoyo en el smartphone e incluso para ampliar funciones y/o comandos con las notificaciones se recomienda instalar Android Wear.

Hay también una opción para ver todo el contenido disponible a través del navegador web sin la dependencia de la aplicación y es a través de estas direcciones:

Aplicaciones: https://apps.getpebble.com/es_ES/watchapps
Carátulas: https://apps.getpebble.com/es_ES/watchfaces

CONCLUSIONES

Llevamos más de 15 días dando caña a este reloj inteligente y tenemos muy buenas sensaciones. Es increíble lo fácil que puedes acostumbrarte a él y sobre todo la necesidad que te crea el tenerlo, pues al cambiar a uno clásico echas en falta esa versatilidad que te ofrece la interacción con el smartphone, sobre todo cuando tienes las manos ocupadas. Como hemos dicho anteriormente, la batería es uno de sus puntos fuertes, ya que te olvidas por completo de tener que cargarlo diariamente y si de verdad te olvidas sigue mostrando la hora cual común reloj, incluso se enciende la luz si hace falta. La carga es rápida y el catálogo de watchfaces y aplicaciones es muy amplio y tiene mucha variedad donde elegir.

Por último, decir que en este corto período de tiempo en el que lo hemos tenido se ha actualizado el firmware un par de veces, y en esta última ya tiene soporte completo para el español, ya que hasta entonces estaba en inglés.

La pregunta ahora es: ¿Podremos volver al reloj clásico?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s